La literatura ha sido tradicionalmente un campo en el que hemos encontrado más ejemplos de autores LGBTI+ a lo largo de su historia. Tal vez sea la distancia que existe entre la persona que escribe y la que lee, o la posibilidad del anonimato, pero hay múltiples ejemplos de mentes creativas no cisgénero en este ámbito. Estos son algunos de los ejemplos más significativos.

 

La figura de Virginia Woolf es una de las más interesantes en la literatura del pasado siglo, no solo por la calidad de su obra, sino también por su activismo feminista, así como su abierta bisexualidad, llegando a compartir su amor entre su esposo y su amante femenina. Tal vez sea Orlando su obra más representativa, con un personaje protagonista que se reencarna a lo largo de las eras indistintamente como mujer y como hombre.

Oscar Wilde ha pasado a la historia, además de como uno de los mejores escritores en lengua inglesa, como símbolo de la represión hacia la comunidad gay. El autor de obras maestras como El Retrato de Dorian Grey o La Importancia de Llamarse Ernesto fue condenado a prisión por su “indecencia”, teniendo que abandonar su país tras el fin de su condena y viviendo sus últimos días en la indigencia.

La poetisa Gloria Fuertes se definió a sí misma como “patrona de los amores imposibles”, lo cual entronca con su relación sentimental más estable, la que mantuvo con la hispanista Phyllis Turnbull, con quien compartió su vida durante quince años. Durante este tiempo que tuvo que ocultar su sexualidad para no ofender a las “bienpensantes” mentes del régimen franquista, quienes hubieran visto en ella a una “desviada” e ignorado su magnífica obra literaria.

Patricia Highsmith cierra nuestra lista de autores LGTBI+. La creadora de los libros de Ripley declaró en diversas cartas y conversaciones con sus amistades sus esfuerzos por encontrar atractivos a los hombres, pero su atracción sexual siempre se orientó hacia otras mujeres. A pesar de no haber ocultado nunca su homosexualidad, cuando se habla de ella así como de otras autoras, esta característica suele quedar en el olvido.

Como decíamos al principio, éstas han sido las que para nosotras han representado  mejor al colectivo por lo que, no están todas las que son pero sí son todas las que están.
Si quieres conocer a más personajes ilustres en el mundo del arte, ya sean ficticios o reales, no te pierdas las otras entradas de ORGULLO. Lo hemos hecho todo con mucho cariño y además gratis así que ¿a qué estás esperando?
¡Nos vemos en la siguiente entrada!